Traductor :

viernes, 24 de junio de 2011

Personajes


Cuando muere un personaje
ejemplar, me disminuyo,
me siento nada.
Pienso que me faltan razones,
que vivo sin causas, vana, inútil,
al poder reducir mi C.V.
a dos cuartillas ¡Sin obras!
¿Para qué he estado?
Y me surge el impulso 
de correr a ayudar.
Y busco en Internet,
instituciones, organismos,
para ir de voluntaria,
pero no encuentro ninguna.
Pues sólo hay, a montones:
Para enfermos de Sida,
de nativos mugrientos,
de víctimas de guerra,
o de drogadictos y locos.
En otros… ¡hasta pagan!
por las complicaciones,
con enfermos terminales,
en climas extremos,
flora y fauna salvajes, 
o, enmedio de guerras.
Para colmo, en esas partes,
la comida escasea y
ni siquiera utensilios ¡Falta todo!
No hay agua, ni para beber.
Si quiero, pero…
¡Cuánta incomodidad!
¿Y si enfermo?  ¿Y si sufro?
¿Y si muero?
En poquitos días,
olvido  la filantropía…
O más bien, mi sed de notoriedad,
y encomiendo mis intenciones,
a otro mártir sin prejuicios,
que quiera inmortalidad.

Sinceramente,

Humanidad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...