Traductor :

lunes, 3 de octubre de 2011

La última



Quiero ser tu último amor,
ni el primero, ni el segundo…
Yo sé, cuál es,
el centímetro cuadrado
más arrebatado, 
hasta de tu inconciencia.

Y al tanto estoy, lo sabes,
de los metros lineales,     
de tus actos conscientes.
Que al final de las aventuras
y el desfile de mujeres,
tus días, son noches sin mí.       

Cuántas sean, ¡no me importa!
a ti las colecciones te aburren,
y las matemáticas no son mi fuerte.
Ni la primera, ni la ciento tres,
abreviando cifras: seré la última…
¡Al carajo con tus preludios! 

18 comentarios:

  1. Hola, un poema hermoso y que bello seria ser la ultima, sin ser la primera o la cien......Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien dicho, así se habla,
    en el amor no se juega con los sentimientos.
    que tengas una bonita semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El conformismo tiene varias aristas, hasta racional llega a ser, me gustó tu poema, bien desarrollado, redondo.
    un beso
    Gino

    ResponderEliminar
  4. Hola Poetiza, Gracias pro tu comentario... de esos amores de aunque sea lo que quede, jajaja.
    Besos y mucho anís.

    ResponderEliminar
  5. HOla Ricardo, más bien esa pobre, ya mejor se sentó a esperar a que el otro siente cabeza. ¿Habrá quien lo haga? Lo dudo.
    Abrazos con anís.

    ResponderEliminar
  6. Los hombres siempre se empeñan en ser el primer amor de una mujer. Tal es su tosca vanidad. Las mujeres tienen un instinto más sutil de las cosas. Prefieren ser la última novela de un hombre.

    ResponderEliminar
  7. Hola Gino... Con tal de no darse por vencida. "Haz lo que quieras, mi vida, yo aquí te espero sentadita"...
    Muchas gracias. Comentario muy halagador.
    Anises con un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sara!! Me encantó amiga. Siempre se tiene que tener la seguridad ser la única, porque ser distinta a las demás te hace única y una vez que una mujer se siente así para que tener un ciego a su lado.
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  9. Pitt, quizá contemplan la posibilidad de administrar una magnífica herencia... o los quieren tomar de bajada para ser las vengadoras de todas, jajaja.
    No te creas, es que si somos ¡tan mensas! ¿será? jajajaja.
    Anises y gran abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Gabriela, yo solo plasmo parte inherente a la naturaleza femenina. No es mi caso.
    Un beso con una anís con una estrella muy grande.

    ResponderEliminar
  11. Me encanto Sara, contundente y decidida..
    Ni la primera, ni la ciento tres,
    abreviando cifras: seré la última…
    ¡Al carajo con tus preludios!

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Sneyder... Contundente y decidida resignación, jajaja.
    Un beso y anises.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que lo importante no es ser la primera o la última, lo mejor es ser la única.

    Te ha quedado un poema bien resuelto y precioso.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola Jose Vte. ¡¡¡Ya supe que ganaste!!! ¡¡qué gusto!! Te felicito, mucho, mucho. Compartes premio con las amistades eh!
    Éste tema de los amores es todo un rollo, tu lo sabes... Hombres que no saben echar el ancla. Mujeres que perdonan de todo. Tú, ¡déjalos ser! que de todas formas el enamorado no entiende de consejos, jajaja.
    Abrazo y muchas estrellitas de anís para el campeón de premio.

    ResponderEliminar
  15. HOLA SARA MUY BONITO TU POEMA/SALUDOS

    ResponderEliminar
  16. A muchos habría que decirles ese ¡Al carajo con tus preludios!, sí señora con un par bien puestos :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. O lo que es lo mismo: ¡Háganse a un lado, que este es mío!.... ¡Anda! muy bien puestos, muy bien puestos, pero siempre surge alguien mejor que yo y yo no nací para pelear con otra mujer por nadie. Jajaja.
    Un abrazo y mucho anís.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...