Traductor :

miércoles, 7 de marzo de 2012

La risa


Hace unos instantes le platicaba a mi amigo José Vicente, que no hay nada que no pueda vencer una muralla de buen humor y risa. Que los problemas huyen despavoridos cuando llegan ante una persona que es capaz de no tomarse tan en serio a sí misma, ni a la incertidumbre, ni a los problemas más grandes. 

Trabajé de compañera de una chica muy amargada, que más le amargaba verme todos los días con una enorme sonrisa. O que así sucediera lo que sucediera, siempre encontraba la manera de reírme, si era posible a carcajadas, ¡qué mejor! Pero nunca lograba arrastrarla a mi mundo hilarante y divertido.

Un día le pregunté: ¿Por qué eres tan amargada? ¿Por qué siendo tan joven siempre estás con ese gesto adusto, duro, impenetrable, de pocos amigos? Puntos suspensivos… más puntos suspensivos…  muchos puntos suspensivos.  Siempre que se hacen preguntas frontales y agudas, hay que dejar que los puntos suspensivos fluyan libremente.  (Pues aunque no queramos, de todas formas aparecen, jajaja) Hasta que la persona a quien le corresponde el turno, pueda romper ese flujo ensordecedor de silencio.  Momentos en que así transcurran solo unos segundos, parecen ser prolongadísimos, casi eternos.

Después de ese suplicio (Jajaja, suplicio es una palabra que usaba mucho mi mamá y que tenía muchísimos años sin recordarla, en este caso aplica muy bien). Después del suplicio en que nos envolvió el silencio por mi deseo de derrocar amarguras en la compañera. Ella me dijo: ¡Es que tú nunca has tenido problemas, por eso siempre andas con esa alegría! Si vivieras mi vida, traerías otra cara muy diferente (¡juaz!)…

Solté la carcajada más estruendosa que me hubiera oído desde siempre, cuando pude serenarme le pregunté ¿Puedes escucharme chiquilla? En un tris, le narré “mi historia del tabaco” como dijera un viejo amigo. Le platiqué los principales detalles de mis caídas y levantadas, sobre mis principales fracasos, de mis pérdidas, de mis desamores, de todo a todo.  

Como me dijera otro amigo bloguero hace poco “Tu eres una película de Fellini”. Que yo para no escudriñar mucho con el arte de Fellini, al que no conozco tanto… Lo traduje a mi modo y a mi entorno... película de “El indio Fernández” en sus peores producciones, y para colmo de bajo presupuesto (o sea un dramón, tanto, que hasta linda con el surrealismo, jajaja).

Yo veía como abría sus ojos enormes, de los que corrían lágrimas y más lágrimas, conforme yo avanzaba en mis asuntos, que como yo ya me los tenía muy masticados, más que dolor, ya me provocaban mucha risa, pues en retrospectiva, cuando se sanan las heridas, suelen ser las cosas así ¿o no?

Cuando vi que ya la estaba torturando demasiado, (pues ya tenía cara de Alex en la terapia en la película “Naranja Mecánica”, con todo lo que yo la obligué a escuchar) volví a reír. 

Se sintió muy desubicada con sus lágrimas, mirándome reír. Eso hizo el momento más cómico. Le dije: Para saber reír con todo y nuestra alma amiguita, hay que haber vivido… No conozco hasta ahora, ningún problema tan grande, tan grande, que no se sienta horrorizado ante una persona capaz de reírse de sí misma.

Luego, soltó una preciosa carcajada y me dijo: ¡Yo pensé que nunca habías tenido dificultades y eso me molestaba mucho de ti, me amargaba verte tan alegre siempre! Allí se nos abrió otra oportunidad de reírnos por mucho rato más. No podíamos parar de reírnos. 

Nos hicimos amigas y convertíamos todos sus dramas en comedias, con mis preguntas o acotaciones. Y siempre al final de nuestro diálogo divertido, estaba aguardándonos la solución, a todas luces, ¡reluciente!

Después de esa catarsis estruendosa, quién no es capaz de reconstruirse y de levantarse con más fuerza, cuantas veces sea necesario, de lo que sea…El buen humor es lo mejor de la vida, aunque la vida no siempre sea color de rosa,  jajaja. 

20 comentarios:

  1. Es verdad, la gente que vive un poco amargada no entiende, y por tanto soporta poco, el buen humor de los demás, y los considera muestra de inexperiencia o de superficialidad. Y obviamente no es así. A veces uno ha de haber llorado mucho para reírse con el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil dejarse llevar por las apariencias ¿verdad? por eso no es bueno pre juzgar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Si falta la risa, falta el sol en nuestras vidas.
    Hay algo que no soporto, en las personas, esas personas nubes negras, que dejan a su paso tristeza. Contagian con ella.
    Descubro, Sara, que eres todo lo contrario, por eso me acerco.
    Alicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el color, es vivir en blanco y negro... "Dios los hace y ellos se juntan", jajaja. Por eso son los encuentros.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Claro que si, el humor, la risa o una sonrisa cambia nuestro día, aunque se este pasando un momento difícil, pero también es cierto que se aprende a reír después de haber llorado. Yo tengo una entrada muy vieja que decía algo así: me gusta haber aprendido la luz que deja el llanto en la risa.

    Un gran abrazo amiga.

    Me alegra comentarte sin verificación!!!
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Cecy, qué pena! Yo pensé que no la tenía y como nadie me lo decía pues no revisé, si no es porque ayer me lo dijo Alicia yo hubiera seguido con los trabalenguas puestos, jajaja. El humor nos hace los días.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. No la vida no es color e rosa, pero nosotras podemos darle los colores que querramos.

    Precioso leerte.

    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abu multicolor, solo se necesita algo de creatividad o una brocha y un bote de pintura, jajaja.
      Cariños también.

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo!! Es tan importante la risa que hasta poder curativo tiene. En los hospitales usan mucho la risoterapia. Justamente me ofrecieron tomar un curso "Yoga de la Risa" en línea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, está muy de moda la risoterapia. Se libera muhca tensión. Ojalá lo tomes y nos cuentas después.
      Besitos.

      Eliminar
  6. Tienes alma de payaso, como aquel inmenso Charlie River, que llorando hacía reír al público. La alegría de vivir nace del corazón sufridor que aprendió a darle la vuelta a cualquier revés del destino para convertirlo en un día radiante.
    Ríe pues cada día y contagia tu risa a los que te acompañen.
    Un abrazo
    Ibso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Y soy "master" en ridículos, jajaja. He pasado muchas situaciones ridículas en público que han hecho reir a los demás, jajaja. Tú sabes, percances, caídas, de todo. Cuando pasamos un par de ridículos públicos fuertes, ya despues le salen a uno con una naturalidad, que la gente cree que son estudiados.
      Abrazo de payaso.

      Eliminar
  7. ¡Qué razón tienes! La risa es la mejor medicina SIEMPRE.

    ResponderEliminar
  8. Cuanta razón llevan tus letras querida amiga, la risa es la mejor medicina para nuestra alma. Muchos besinos con todo mi cariño y admiración .

    ResponderEliminar
  9. Entiendo lo que dices pero en parte a tu amiga también. Hay gente con problemas enormes y que vive riendo, y otros con pequeños problemas viven amargados, pero estoy seguro que ese segundo no quisiera vivir así.
    Otras pasa como a una señora a la que siempre veía yo amargada, nadie le hablaba no ella con nadie. Un día ví que una señora que yo conocía le hablaba con suma amabilidad. Yo le pregunté después que por qué era así esa señora y que me extrañaba haberle visto hablar con ella. me contó que se le habían muerto dos hijos de meses, uno de ellos mientras lo amamantaba, luego se le murió el marido.
    Así es que ya ves, detrás de cada persona hay un mundo y no todos lo llevan igual.
    Besos Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "detrás de cada persona hay un mundo y no todos lo llevan igual" Esta es la conclusión. Y aparte "hay que respetarlo"... Pero si acaso está en nuestras manos ayudar a quienes no pueden liberarse de las ataduras de la amargura, no hay que dudar en hacerlo. Y pensar que, la amargura no nos devuelve nada que hayamos perdido, pero si podemos perder más, si no lo superamos. Cada quien tiene sus diferentes plazos para concluir sus procesos.
      Besos, dulces y alegres.

      Eliminar
  10. Desde luego es la mejor de las terapias contra todo mal. Ya lo dice el refranero: la experiencia hace sabios; tú eres una mujer sabia :)

    abrazos

    ResponderEliminar
  11. Ojalá Mariluz, me gustaría ir siéndolo. Abrazos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...