Traductor :

sábado, 21 de enero de 2012

Si dejas de fumar, te sentirás:

Muy triste, desnudo, molesto, nervioso, solo, tembloroso, angustiado, desolado, sediento, hambriento, somnoliento… sin energía ni para abrir los ojos por la mañana, irritable, sofocado con el menor esfuerzo físico, incomprendido, vulnerable, débil… Te sentirás, en una sola palabra  ¡enfermo!

Todas esas sensaciones allí están, pero las has encubierto o disfrazado ¡encendiendo cigarrillos! desde que te sentaste en la antesala de tu muerte, por la que hasta pagas una cuota de dinero diaria,  provocándote enfermedad, aunque las sustancias excitantes del tabaco, inhiban esos  síntomas.

¡Es muy fácil dejar de fumar! Enciende tu último y mientras se va consumiendo, dile: “Tú no me vas a lanzar al abismo, eres demasiado pequeño como para dominarme, controlarme y destruirme”. Y cuando lo apagues, con toda suficiencia: “Soy mucho más fuerte que tú, hoy te desaparezco de mi vida, no permitiré que nada ni nadie, me ordene hacerme daño”

Al fumar… creemos que no seremos capaces de hacer nada sin ese enemiguillo oloroso y traidor entre los dedos, o entre los labios, al que hemos disfrazado de amigo, para auto engañarnos.  También creemos que con ese enemiguillo insignificante, somos los súper invencibles. ¿Por qué no mejor considerarnos simplemente NORMALES? ¡No necesitamos ser los súper nada! Tan solo con eso, ya restamos bastante carga a nuestra competitividad enfermiza.

Los primeros 2-8 días, no serán precisamente placenteros. Sentirás todo eso que describo o algo más, pues a cada quien le afecta de manera diferente, debido a muchos factores. Pero de que afecta no hay duda. No es verdad que te sientes de maravilla de inmediato. ¡No! Para nada es verdad. 

Transcurren muchos días, semanas, meses, en que hay que soportar una serie de síntomas bastante desagradables, por el proceso de desintoxicación... ¿Qué mejor evidencia de que se estaba intoxicado? 

Pues venden con el tabaco, una gran cantidad de sustancias agregadas con tal de crearnos una adicción casi imposible de afrontar. Tal vez si fuera solo tabaco, no sería tan nocivo, lamentablemente no es puro. 

No seas marioneta de los productores de cigarrillos. Ni tampoco de los laboratorios e intermediarios que ahora están rellenándose los bolsillos con los chicles y parches y cualquier tipo de estupidez que no sirven más que tú voluntad y tú decisión. 

Libérate, sé solo tú quien mande en tu organismo y tu ser: íntegro, total, absoluto; en tu pensar, sentir, respirar, vivir, convivir y gozar. 

Goza de la libertad de no tener adicciones ¡No seas marioneta de nadie!… Es algo que debes hacer solito o solita, de tajo, de último cigarrillo, nada de plazos, ni paliativos, ni del "poco a poco"...Cuando estamos atrapados en esa “costumbre” o adicción, somos capaces de justificarnos de cualquier forma, hasta con argumentos científicos, con tal de seguir atrapados aspirando el veneno engañoso. 

¡No te morirás, ni te arrepentirás por decidirte a apagar tu último cigarrillo ahora mismo! Sin embargo ¡ES TÚ DECISIÓN! y solo tú decides como vivir.

* Hace 7 meses dejé de fumar. Es la mejor decisión que he tomado en mi vida. ¡Gracias Jabo, Chus, Fernando, José Vicente, Mariluz, Susana Terrados, Hada Saltarina, Ibso y todos quienes me alentaron! Cada uno sabe la parte que le corresponde de mi agradecimiento infinito.


Si en realidad quieres dejar de fumar, lee esta entrada para lograr la fuerza que requieres

52 comentarios:

  1. Es cierto que no es nada fácil dejar de fumar, uno de los vicios mas peligrosos porque son aceptados socialmente.
    Pero vale la pena intentarlo, la calidad de vida mejora increíblemente.

    Interesante y necesario articulo.

    Un abrazote grande y feliz finde, libre de humo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceci, Si vale la pena dejarlo. ¡Muchísimo! Se recuperan muchas facultades ue se van perdiendo cigarrillo tras cigarrillo que se enciende. Y se adquieren otras que no se tenían y que nos llevaron a ser fumadores. Es el cigarrillo un paliativo emocional, como cualquier adicción.
      Un abrazo sin distorsión del aroma del perfume por el cigarrillo.

      Eliminar
  2. Yo fumo; poco en verdad. Pero tienes esa magia de dejarme siempre pensando, al igual que Sara.

    Te felicito; tomaré muy en cuenta tus consejos.

    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roymel, ojalá que no fumes más, pero tu sabes hasta donde, hasta cuánto y hasta cuándo. Yo sin aparentes secuelas, ni prescripción médica un día decidí dejarlo, me costó muchísimos días, una vez apagado el último... No tanto el que se me antojara, sino que me sentía morir... me aparecieron un sinfín de síntomas y malestares. Pero mientras más mal me sentía, más fuerza me administraba para perseverar. tu sabes, lo conscientizaba, luego respiraba profundo, tomaba agua, poco a poquito, me lavaba otra vez los dientes, para tener buen sabor y aliento. O comía, por supuesto, jajaja y ahora estoy bajando los kilos que aumenté. Te cambia el metabolismo y te da el hambre que el cigarrillo te inhibe.
      El día que apagué mi último en realidad fue el último, y lo publiqué en el blog "Tengo alma de perro" por junio 2011 y se lo dije a medio mundo en mi entorno (como nunca lo había hecho en anteriores intentos) de tal forma que nadie me creía. Pero yo no estaba para que me creyeran, sino decidida a hacerlo.
      Mientras más tiempo pasa, (años) más duramente se tiene que luchar en caso de que querer dejarlo. Fumé 30 años 1 cajetilla diaria. Te lo comento para que hagas cuentas con respecto a tí.
      Besos.

      Eliminar
    2. Querido Roymel, con cariño y respeto te digo: ninguna cantidad de cigarrillo es poca. Medio cigarrillo es demasiado daño para tu cuerpo, para tu autoestima y para tu voluntad. No te sigas engañando.
      Un abrazo!

      Eliminar
    3. Ojalá María que se anime... cuando se fuma, se inventan muchos pretextos para no dejarlo. Gracias por apoyar a Roymel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Imagino que ese Fernando del que hablas soy yo, ya que siempre que puedo doy mi "mitin anti-tabaco". Me alegraría mucho que así fuera; y te doy mi más sincera enhorabuena y te deseo que tengas fuerzas para no volver. Aún no has notado todo lo que te estaba quitando el tabaco, y será en no mucho tiempo que tu cuerpo se irá limpiando y entre otras cosas disfrutarás de una vida más plena, mejor olfato, disfrutar más de las comidas y lo más importante: Más salud.
    Un beso muy grande y todo mi ánimo para seguir.
    Joker

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando: ¡Claro que eres el Fernando al que me refiero! Tu sabes lo mucho que me apoyaste y que agradezco.

      A mi el fumar nunca me quitó ni el olfato, ni el paladar, ni la energía, ni nada... APARENTEMENTE. Pero, cuando dejé de fumar me sentí mucho muy mal físicamente, sentí todo eso que enumero muy atrofiado. Por el proceso de desintoxicación.

      En el tercer mes desaparecieron todos esos síntomas adversos. Y a partir del sexto mes, me he sentido mejor que cuando fumaba. Pues quizá sea inusual, pero cuando fumaba me sentía muy bien, con muy buena condición física y por eso no dejaba de hacerlo. Casi todos esperamos a sentirnos mal para empezar a a considerar dejarlo o que sea el médico quien nos lo diga. Yo misma decía, cuando no pueda correr o subir una escalera rápido, o me agite o me sofoque dejare de fumar. Eso no sucedía y seguía.
      Pero cuando dejé todo eso ne sucedió. Porque empezó mi cuerpo a reaccionar ante tanto veneno que portaba...

      Ahora, al séptimo mes, me siento mejor que bien. ¡Mucho muy bien! Esto lo describo, porque es común desistir, cuando se siente tanto malestar.

      ¡POR NADA SE DEBE DESISTIR, POR DIFICIL QUE SEA, DEJAR DE FUMAR NOS HACE SENTIRNOS MUCHO MEJOR, AUNQUE NOS SINTAMOS BIEN!

      Eliminar
    2. Me alegro y te felicito. Ahora fuerza para no volver (como me entere te riño, jeje).
      Besos

      Eliminar
    3. No vuelvo Fernando... Ya estoy trabajando duro en "olvidar que tuve ese mal hábito" al que no regresaré,aunque tuviera cosas muy difíciles que afrontar en mi vida... Pues si son difíciles, con cigarrillos las cosas son aún más difíciles. Es decisión tomada definitiva, sin posibilidades de revisión. No rotundo!

      Eliminar
  4. Yo me sentí una triunfadora el día que lo conseguí. Todavía no me he arrepentido, y todas las ventajas que le otorgaba al principio al fumar, las he podido ir sustituyendo por otras incluso más placenteras.
    Besos y ¡ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, es magnífico dejarlo. Yo también me siento muy feliz de haber dejado de fumar. Lo mejor es sustituirlo por respirar, por ejemplo.
      Besos también y mis felicitaciones.

      Eliminar
  5. Te comento con el cigarrillo en la mano, tienes razón es casi imposible dejarlo, he provado parches, pastillas, chicles de todo y jamás he podido, voluntad es lo que se necesita y busco pretextos que nunca faltan. No te digo hoy, pero buscaré esa fuerza dentro de mí y si lo logro se lo deberé a esta entrada tuya tan buena. Deséame suerte. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martha querida: Has tu lista de todas las situaciones muy difíciles que hayas logrado vencer y compáralas con el fumar. Verás como ves al cigarrillo tan pequeñito e insignificante.
      Solo tienes que vencer la tentación fuerte 3 días, después, cada día se te va haciendo mucho más fácil. Los plazos, los parches, los chicles, los métodos de esto de lo otro, no te sirven... Lo que de verdad te sirve es decir ¡este es mi último, valgo mucho, me amo y merezco vivir y hacerlo con calidad! Apagar ese último, ventilar tu casa, lavar todo lo que huela, desaparecer encendedores, ceniceros, cajetillas, notificarle a todo el mundo: ¡Ya no fumo! Así tu misma te enteras y comprometes de que esta vez va en serio. Y como eres mujer de palabra y ética, no puedes faltar a esa palabra.
      Decídete!!! Estoy segura de que si puedes. No sabes lo mucho que me encantaría que lo hicieras. Sin embargo tu eres la única que decides sobre tu vida y tu cuerpo. ¡Éxito! Te lo deseo de verdad, pero más que deseártelo, te lo aseguro, porque sé que eres una mujer muy capaz y como tal, serás capaz de cuidarte como lo mereces.
      Besos y el abrazo que necesitas para dar el paso. ¡Mañana mismo, el lunes!

      Eliminar
  6. Ya he vuelto, avería arreglada pero sigo con PC a pedales.
    Pues si he contribuido a colaborar para que dejes de fumar, no te puedes imaginar lo que me alegro. Dejar el hábito del tabaco es una liberación que sólamente cuando se consigue y se está seguro de no retornar, se valora en su justa medida. Yo hace ya 12 años que lo dejé y siempre he considerado que ha sido una de las cosas de las que me siento más orgulloso.
    Buena entrada motivadora.

    Un beso guapa y feliz aniversario no fumador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, todavía no aniversario... Pero ahí voy. Si me dijiste cosas muy importantes cuando dije que ya no fumaría que me estimularon mucho. Yo también me siento muy orgullosa y satisfecha de haberlo logrado, pues si es una verdadera liberación.
      Me alegra que ya vayas más o menos resolviendo el problema de tu ordenador. Al rato estarás de nuevo al 100%, no desesperes.
      Un beso.

      Eliminar
  7. ¡¡Enhorabuena guapísima!! el pasado 27 de diciembre hice tres años sin fumar y digo como tú, he recuperado calidad de vida. Me canso menos, respiro mejor, el paladar lo he recuperado totalmente y lo mejor de todo: mis niveles arteriales se mueven entre la normalidad y la lesión permanente que padezco por herencia genética... ¡pero divina de la muerte sin tabaco!... no me he convertido en una histérica anti fumadores, de hecho, no me molesta que lo hagan cerca mío. :)

    Vivimos mejor sin humos, sí.

    Dos besos para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra un montón que me digas de tu logro desde hace tres años. Yo tampoco me he vuelto una "histérica antifumadores" como muchos de los que se alejan del tabaco. Respeto las decisiones de todos, puesto que no permito que se metan con las mías.
      Como comprenderás tengo un buen número de amistades fumadoras, al principio les evité para no tener tentación, pero ya me he reunido y no me apetece en lo más mínimo. Al contrario, verles me refuerza la decisión tomada. Tampoco lo hago el tema de conversación. Si he retomado el tema aquí es por ver si alguien ser anima, como parece que Martha...¡Ojalá! Si se vive mucho mejor.
      Besos también para tí.

      Eliminar
  8. Sara, amiga, me he avergonzado leyendo tu entrada. Soy fumadora y carezco de voluntad para dejarlo. Tienes tanta razón... Lo voy a releer para que ganes tú. Si pudiera ser, te lo diría. Gracias por todo, eres muy sensible y amorosa.

    ResponderEliminar
  9. Campanilla querida, yo fui la más convencida fumadora, defendía el cigarrillo como no te imaginas, ante cualquier buen argumento tenía mil pretextos y mejores defensas... Así estuviera nevando, cuando iba a algún sitio donde no se fumara, yo era capaz de salirme a fumar con abrigo y bufanda, o salir a comprar si se me acababan a la hora que fuera o ante cualquier clima. O resfriada, con tos, como fuera. Decía, "en cuanto lo desee lo dejo", pero me encanta fumar, con el paso del tiempo me fui dando cuenta que no era cierto, que ante varios intentos de dejarlo, fallaba. Claro que eran intentos secretos y personales, pues a nadie le decía mi lucha. Luego, sucedió que varias personas desconocidas me fueron diciendo "No fumes, hace daño", luego me enteré de personas cercanas fumadoras y no fumadoras con cancer... Un día entré al blog de Jabo, "sépositivosiempre", él es antitabaco, no fumador. Trataban un testimonio de una persona que estaba superando su cancer de pulmón por fumar. Yo hice la estupidez de comentar "Mira Jabo como ni hago caso del tema, que estoy fumando bien feliz mientras leo". Jabo me regañó de una manera muy fuerte, como una chiquilla malcriada, que me sentí muy avergonzada e incongruente. Luego la persona del testimonio. Me dijo, es verdad, hace mucho daño, yo me arrepiento mucho de haber fumado, ojalá que pudieras, tu vida vale, etc. Al día siguiente publiqué en el blog: Hoy dejo de fumar y ese día dejé de fumar. (lee la entrada "Tengo alma de perro" de junio 2011). Precisamente porque me dijo Jabo, como puedes ser sensible, amorosa, solidaria, etc. si no eres capaz de quererte a tí misma, estás demostrando ser hiócrita y mentirosa, puesto que te estás matando a propósito. ¡Uff! me sentñi terrible moralmente... Así fue Campanilla, ojalá que no tengas que esperar a que el médico te diga un día que lo dejes. Pues la muerte es lo de menos, te mueres y ya, pero mientras que te mueres es terrible lidiar con todas las enfermedades que se pueden desprender de ello.
    Yo fumé durante 30 años y pude dejarlo, segura estoy de que tu podrás, mientras más pronto lo hagas mejor, porque serán menores los sintomas adversos que sientas. Yo tuve que romper con todo mi sistema de vida pues absolutamente todo lo hacía fumando. Por último... ¡Yo no soy quien debe ganar, sino tú! Tú y solo tú eres quien debes pensar: Salud o enfermedad, Vida o muerte. Carecerás de voluntad mientras decidas tenerla oculta, hazla salir y te sentirás tan feliz de saber que tienes una voluntad de hierro.
    Te mando el mejor de los abrazos que hayas necesitado, esperando que te haga llorar mucho, para luego tomar el impulso y el coraje y fuerza que necesitas para dejarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, estoy impresionada por tus palabras. No me conoces y tanto te preocupas por mi. Adoro que me digas todas estas cosas, pues los de mi alrededor, ya están cansados de decirme de todo... También me ha impresionado que tu lo dejaras ayudada por las palabras de un bloguero, es muy curioso. Espero no tenerme que arrepentir, porque creo que los años anteriores, también cuentan a la hora de contraer enfermedades. Te prometo intentarlo, ahora mismo me parece imposible, pero fíjate que para otras cosas bien duras que he pasado, he tenido mucha voluntad, y ésta porquería me tiene enganchada de pleno. Una vez más, la lucha del mal contra el bien. Yo sí deseo amarme, pero he pasado tantas cosas terribles, que creo que el poso que me dejaron, me hace sentirme mal conmigo misma. No sé por qué me ocurre ésto, amo tanto a los demás... Gracias una y mil veces Sara, he encontrado a alguien muy interesante, que eres tú. Te tendré al corriente amiga mía. Besos.

      Eliminar
    2. Campanilla, no necesito conocerte en persona para saber lo que sientes como fumadora y conmoverme, pues yo lo sentí muchos años.
      Además tu me dijiste algo muy interesante: "me he avergonzado leyendo tu entrada... carezco de voluntad". Eso querida amiga, me motiva a contarte un poco más de mi tabaquismo, esperando que encuentres el punto de apoyo en el que puedas sostenerte, para lanzar muy lejos de tu vida ese hábito cuando lo decidas. Pues yo no puedo decirte haz esto o aquello, pero si te puedo decir sobre mi experiencia y allí tal vez tu puedas encontrar algo con lo que te identifiques.
      Estoy segura de que lo vas a dejar, porque por lo pronto ya tienes la inquietud, no te sientes del todo bien haciéndolo y eso es el principio para dejarlo. Si te pido que me mantengas al corriente. ¡Ojalá! haré otras entradas relacionadas, no te las pierdas. Muchos besos.

      Eliminar
  10. Hola!!!! me llamaste y aqui estoy!!!!!
    Nunca di consejos...nadie los escucha, simplemene relato que , fumadora desde los 18, al llegara a los cuarenta largossss dia en el trabajo no puede respirar y me llevaron a urgencias.
    Allí comenzo el calvario.
    Abreviando se comprobo que tenia en ambos pulmones Esfisema bulloso, ante mi angustia em médico simplemente me dijo....peor seria cancer.
    En el interin se perfora el pulmon dercho y el aire que entra lo colapsa totalmente.
    Recuerdo me metieron en aquellos tiempos, en una capsula "Lunar" y los medicos detras de unas pantallas me sacaban fotos.
    El pulmon estaba colapsado totalmete junto a la columna, en sintesis respiraba con un solo pulmon y....dañado.
    Me operan , expanden el pulmon cosiendolo a las paredes de la cavidad correspondiente,
    Cinco años despues soy opoerada del pulmon izquierdo.
    Es cierto, no lo puedo negar, que todo no era solo efecto del cigarrillo, pero su parte impotantisima si estaba alli presente.
    Años ah!!! de este hecho disfruto la vida plenamente, sabores, aromas, sonidos, hasta el olor de la piel cambia,...pero....la secuela queda de por vida.
    Hace años en el Uruguay esta prohibido fumar en espacios cerrados, cualquier espacio, al principio creo polemicas sin fin pero......ha dado sus frutos.
    Eso si tenemos un litigio millonario con una tabacalera ja ja!!!!!!

    Mis hijos deposrtistas no fumaron, así que por acá no hay humo.
    Mis sobrinos tampoco.
    Y mi hermano que esta por enfrentarse a una importantisima operacion del corazon, los médicos estan asombrados de lo bien que esta el musculo y eso es debido a que NUNCA fumó.

    Creo que hay mucha tinta vertida respecto al "habito social", que en realidad es una adiccion como la bebida, la cocaina etc.
    Pero claro es un vicio social y que tan elegante una joven con las piernas cruzadas fumandose manteniendo entre sus dedos largos con uñas bien pintadas un cigarrillo!!!!!!!

    Está en el libre albedrío de cada uno, deseas ser libre......pues lucha por la libertad en todas sus formas ,

    Cariños Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abu, Millones de gracias por atender mi llamado. Me has demostrado una vez más que eres una linda genuina y que no me he equivocado al quererte tanto... Un testimonio como el tuyo es de un valor incalculable, porque al fumar y no sentirnos mal, creemos que no nos hace daño... O peor aún ¡qué a nosotros no nos hará daño! Pero ¿por qué esperar hasta llegar a una sala de quirófano o al consultorio médico? o ¿por qué seguir jugando a la ruleta rusa por el simple gusto de estar al filo del abismo?
      Estoy segura de que estas palabras tan sinceras sobre tu caso, harán su efecto en muchas personas, que por elección o por simple casualidad entren a este blog.
      Sí se siente una gran liberación al romper las cadenas de ese hábito, porque lo es ¡GRACIAS AMIGA! Te mando un beso enorme.

      Eliminar
  11. Sara, también pertenecí al clan de los fumadores, aunque felizmente no por muchos años, empecé muy joven , en casa todos fumaban y era normal, así que me adherí al grupo, luego de unos 8 años en ese vicio, un amigo me apostó que no era capaz de dejar de fumar, me lo tomé muy en serio y gané la apuesta! Han pasado ya 32 años de ese día y no he vuelto a fumar, y de paso te cuento que me casé con ese amigo! jejeje

    Un besito y enhorabuena por mantenerte firme en tu excelente decisión!

    ResponderEliminar
  12. Soñadora, que bonito testimonio y cuanto amor el de "ese amigo" que te hizo la apuesta, yo creo que el estaba seguro de que ganarías y de esa forma contribuir a tu salud. Qué mejor manera de demostrarte su amor. ¡Te felicito...y a él!
    ¡Yo me mantendré firme, por nada regreso! y estoy trabajando muy duro para restar lo más que sea posible los daños que me haya provocado y que desconozco. Me alegra mucho que después de días muy difíciles, ya me estoy sintiendo cada día mejor. Por eso quise compartirlo, como quiera y alguien se anima a dejarlo. Ojalá que así fuera.
    Un besito agradecido.

    ResponderEliminar
  13. Una clara advertencia para todos/as los que fuman, y un testimonio el tuyo y el de tantos amigos que tienen la satisfacción de haber dejado de fumar y experimentar el cambio que les ha dado la vida, para bien.
    Nunca he fumado, pero sé de familiares y amigas que están completamente enganchados y lo peor es que no quieren intentar de dejarlo, pese a la salud…
    Un enorme beso guapa y mi felicitación por tener la valentía o fuerza de voluntad para dejar de fumar.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sneyder, si es muy negativo fumar. Nunca me arrepentiré de haberlo dejado. Gracias por tu abrazo, que te correspondo.

      Eliminar
  14. Felicitaciones por la perseverancia y por dar el ejemplo de tu decision a la vida sana.
    Te quiero mucho y extraño en mi correo.Besos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lelé! Gracias por tu felicitación. Yo también te quiero mucho. He tenido menos tiempo de contestar correos, pero estaré en cuanto me sea posible, ¿de acuerdo? Los he leído todos y te los agradezco muchisísisimo, pues siempre me envías cosa muy valiosas. Besos muchos.

      Eliminar
  15. Nunca fumé, así que no puedo comprender muy bien cómo es agarrarse ese vicio... como tampoco despegarse de él. Bienvenida a la tierra de los sanos.

    Me dejas pensando, no he tenido vicios en mi vida, pero sí muchas pasiones.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  16. Qué maravilla Humberto, felicidades. Gracias por ese beso enorme, me cayó en muy buen momento. ¡Igual!

    ResponderEliminar
  17. Cielo, aunque no sea mi caso el de ser fumadora, conozco a muchas personas que sí lo son y cuántas y cuántas veces lo han intentado y no lo han logrado, pero lo que está claro, es que con fuerza de voluntad y constancia las cosas se consiguen, y sino, claro está el ejemplo contigo cielo. Mi más sincera felicitación mi niña.
    Un fortísimo abrazo cielo y disculpa que no pueda estar tanto como antes por aquí.

    ResponderEliminar
  18. No hay problema Mari Carmen, sé que no puedes estar tan seguido por aquí por razones de trabajo y eso es formidable, sobre todo en tiempos de crisis a nivel mundial. De todas formas yo sé que me tienes en tus pensamientos y en tu corazón, al igual que yo a tí y eso es más que gratificante. Gracias por tus fortísimos abrazos de angelazo que eres. Cuídate y dedícate a tus actividades con toda tu alma.

    ResponderEliminar
  19. Conocí a uno que no fumaba. Murió el otro día.

    ResponderEliminar
  20. Pues todos nos vamos a morir, fumadores y no fumadores. De eso nadie se escapa.

    ResponderEliminar
  21. Tengo como 20 días que deje el cigarro definitivamente, después de 6 intentos no volveré a fumar mas esta vez es en serio, he leído muchos artículos del cigarrillo y una de las cosas que repito en mi mente el porque de tantos placeres que te puede ofrecer la vida agarras el mas perjudicial, me ha ayudado bastante, pero me he sentido realmente mal últimamente es una sensación que en cualquier momento me desmayare es una sensación horrible espero tener fortaleza para superar este obstáculo, por cierto me gusto mucho tu articulo ayudas a muchas persona a dejar este vicio tan maléfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No desistas! es que tu organismo estaba muy acostumbrado a ese veneno y siente que le hace falta. Pero en realidad, cada día te irás sintiendo mejor, te estás desintoxicando y lo que sientes es algo que el cigarro te tenía adormecido, encubierto. Después te resultará muy incomprensible aceptar que un día lo hiciste. Pasado un ciclo cada vez te sentirás mejor. Los primeros meses es muy difícil. Pero vale la pena mantenerte en la decisión de ser libre.
      Abrazo!

      Eliminar
  22. Hola Sara, no se si todavía estas por aquí, te escribo porque entre los tantos testimonios que he leído de cientos de fumadores o ex fumadores que luchamos contra el tabaco, me he identificado contigo por aquello de que no me sentía tan mal fisicamente cuando fumaba como ahora que dejé de fumar. Algunos dicen que me estoy poniendo esa excusa para fumar nuevamente, PUES NO, porque estoy muy clara en que no voy a pasar nuevamente por esto, en que quiero ser libre, en que quiero repirarrrrrrrrrr como antes sin darme cuenta si lo hacía o no. El caso es que tengo hoy 28 días sin fumar y hace una semana comencé con una disnea que no me deja ni caminar, fui al neumonólogo y si, tengo secuelas, 40 años fumando ya finalmente dos cajetillas diarias no iban a dejarme de pasar factura, pero antes no lo sentía, porqué después de casi un mes sin fumar?????. Estoy aterrada no quiero ni pensar que quedaré as´´i hasta que muera. Para los que todavía tienen dudas si dejarlo o no porque supuestamente no pueden les digo: CUANDO YA NO TENGAN REMEDIO LO VAN A TENER QUE DEJAR, DÉJENLO CUANDO TODAVÍA TIENEN SALUD. Un afectuoso saludo a todos, en especial a ti Sara, gracias por esta oportunidad de poder desahogarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lástima que me comentaste anónimamente. me hubiera gustado establecer contacto contigo. Ojalá que puedas regresar a leer mi constestación y si quieres, te puedo ir acompañando en este duro trayecto... de mil amores!
      Son muy pesados los primeros días, nos surgen un montón de síntomas de las afecciones que nos estábamos provocando con ese tirano. Y es cuando nos damos cuenta realmente lo que nos estaba dañando.Practica respiraciones profundas, bebe muchísima agua natural, para que ayudes a tu cuerpo a desechar todos los tóxicos. Y no te preocupes que finalmente logras estar mucho mejor de lo que puedas imaginar. Lo primero, no te angusties, no te preocupes, deja pasar lo que sientes, eso te ayuda a darte cuenta de que estás en el paso más importante en pro de tu organismo.
      Adelante!!! que el cielo está claro y libre de tus humos!!! mi correo es sarahdur@gmail.com, si me quieres contactar, yo te ayudo!!!
      Un gran abrazo de libertad... decidiste ser libre y eso es todo un acontecimiento!

      Eliminar
    2. Sara muchísimas gracias por contestarme, te comento que ayer tuve que volver al neumonólogo ( segunda vez en una semana) me canso hasta para hablar, pero que es esto???? todos hablan de las maravillas que se observan inmediatamente después de fumar y yo casi no tengo aliento!!!! Después de un mes de tomar agua cada 15 minutos, evitar a mis amigos fumadores, VIVIR CON UNA IDEA FIJA EN LA CABEZA : NI UN CIGARRILLO MÁS, soportar tomar un café sin la muletilla, ( no puedo dejar las dos cosas a la vez, yo quiero dejar el cigarro no el café) y encima no veo ninguna de las mejoras de las que hablan los ex.........patético. El doctor me practicó unos exámenes entre ellos la espirometría y unas placas, efectivamente me diagnosticó EPOC, sin embargo no en un grado avanzado y al igual que tu mi estimada Sara, trató de tranquilizarme explicándo que era también parte del proceso de desintoxicación, están creciendo los cilios que fueron "asesinados" por el alquitrán, Dios, cuanto daño me he causado y encima ahora esta tristeza por verme tan desvalida, no soy tan vieja, pero ahora si parezco una anciana, lo que me falta es que mi marido se harte de este cacharro que tiene en casa y todo por el supuesto placer del cigarro, lo peor es que tengo tengo ganas de fumar, increíble, pero estoy aún fuerte dije que no es no, Dios me de fortaleza y ustedes por aquí también, disculpen la perorata pero no hay gente dispuesta a escuchar los problemas de un vicioso, no comprenden que esto es una enfermedad.

      Eliminar
    3. Preciosa: Lo primero, ten confianza, no te aterres!! Si fumas uno más es probable que mueras, si no fumas lo más seguro es que vivas. La sintomatología, en gran parte te la está dictando tu mente que te está exigiendo aquella sustancia que le dabas todos los minutos de tu vida. Es obvio, tenías toda la vida fumando. Si hay quien diga que de inmediato se sintió mejor, preobablemente no tenía tanto tiempo fuimando esa cantidad de cigarrillos que tú. No es así... si sentimos que se descompensa mucho nuestro organismo y no solo eso, ¡nuestra vida! porque todo lo que superábamos, afrontábamos, soportábamos y vencíamos, era con un cigarrillo en la mano. Ignoro que tipo de pruebas personales la vida te haya presentado.... Pero todas, invariablemente las superaste con un cigarrillo. Bueno, ahora enlista todos los problemas que fuiste capaz de superar, la magnitud de ellos y te dices: Si pude vencer todo eso, por supuesto que soy capaz de vencer mi adicción al tabaco, a quién creí mi amigo, pero con todo esto que siento, me doy cuenta que fue mi peor enemigo y además es muy insignificante y yo soy superior a él.
      La falta de esos tóxicos, provan ansiedad, provocan tristeza. Sentimos tristeza, también porque creemos que no seremos capaces de salir adelante sin ese "amigo" nuestro amigo más íntimo durante los últimos, en tu caso 40 años. Ahora tendrás que afrontar todas las situaciones en blanco!!! Antes si te desesperabas, fumabas, ahora respira, respira profundo, lo más que puedas. Si te sentías triste, fumabas, ahora llora, llora hasta que ya no tengas una lágrima más. Quieres gritas, quieres salir corriendo, quieres desaparece. Salte a caminar. Adóptalo como tu mejor afición.
      Mantén tus manos ocupadas. No hagas sobremesas. Si no quieres, no abandones el café... después te sucederá que ya no lo apetecen tanto como antes, pero saborearás las tazas que quieras.
      Los amigos fumadores, no tienes que dejarlos.... ellos te dejarán solitos, a quienes no son capaces de dejar de fumar le molesta muchísimo que tu sí. Y uno, no eres su madre ni su médico para educarlos y otra, tu prioridad por hoy eres tú y tu reto.
      Ya te leíste todas las entradas que tengo de esto. Te lo sugiero. Están en sección de la columna de la derecha: Dejar de fumar.
      Calma!!!! No eres una viciosa.... no eres una enferma... no eres una exfumadora.... Eres a partir de hace 29 días una persona NO FUMADORA!!! No te etiquetes, no le des ningún crédito al cigarrillo. No te aferres a él. Abandónalo, déjalo botado de tu vida.
      No agobies a tu familia con el tema.... Asimílalo solita. Porque eso los cansa y luego te ven como UNA ENFERMA, que no lo eres.
      Cuesta días, semanas, meses. Pero después por supuesto que te sientes mucho mejor.
      Por otra parte... si decidiste ser LIBRE... Ahora no te esclavices al Neumólogo. El dinero que te gastabas en cajetillas, ahora vas a ir a regalárselo a alguien que se enriquecerá a costa tuya. NO ESTAS ENFERMA. Esa idea ija dee la cabeza NO VOY A VOLVER A FUMAR, debes desecharla en cuanto te aparezca en la mente, pues al aparecerte, lo único que visualizas es TÚ FUMANDO! En cuanto te lleguer sustitúyela por algo que te agrade mucho... un paisaje, unas aves, una montaña, visualízate tú en ese entorno sonrfiente, con tus dientyes muy blancos, pues
      se están desmanchando, respirando, caminando, corriendo, VIVIENDO AL FIN!!! VIVIENDO CON TODA LA LIBERTAD QUE MERECES.

      Un abrazo muy fuerte con aroma a perfume, ya no con el desagradable olor a cenicero.
      Relájate... podrás, por supuesto que podrás. Ten confianza que has tomado la decisión más importante de tus últimos 40 años. No uses paliativos, me refiero a los chicles, parches, etc etc. No gastes en eso. No enriquezcas a los laboratorios en ello. Ya superaste 28 días.... Lo demás es "Pecata minuta" ya estás del otro lado, pero como ahora si ves que va en serio.... Estás extrañando, añorando, echando de menos a tu compañero de vida. Olvídalo es pasado y el pasado ya no existe. Conquistate tu presente con la mejor sonrisa que has tenido en todo este tiempo.
      Muchos besos.


      Eliminar
    4. Disculpa mis errores de letritas de más y falta de acentos, escribí de corrido y cuando lo ingresé me percaté de ello.

      Cometí un error.... No eres ya una persona NO FUMADORA. En realidad eres una persona SANA. Deslíndate de el término FUMAR, en positivo, en negativo, deslíndate en definitiva para SIEMPRE. Y si puedes, ni siquiera frecuentes a EXFUMADORES, empieza a relacionarte con personas ajenas a ello.

      Con el tiempo verás que hasta tu manera de pensar cambia. Te haces una persona más positiva, proactiva, dejas de ver todo negativo, porque sana tu cuerpo, tu mente y tu alma!!!

      No desistas. Sigue con toda la fuerza del mundo. Ilumínate mediante ejercicios de meditación!!!

      Eliminar
    5. Estar en la emergencia de una clínica con un familiar, no tener que dejarlo solo, salir a la calle, buscar un sitio donde prender el cigarro, correr sin aliento para regresar con el enfermo esperando que no me haya necesitado y morir de arrepentimieno, no tiene precio, sigo firme, no fumo, creo son ya 34 días sin humo, no quiero contar más a ver si se van más rápido. Hoy pasé una gran prueba, Dios me siga ayudando. Saludos Sara gracias otra vez.

      Eliminar
    6. Excelente decisión... "No querer contar más" no pienses en que se vayan rápido, o en que se vayan lento, solo piensa en que has tomado una de las determinaciones más importantes de tu vida!!! Dios te seguirá ayudando, y cuentas conmigo siempre que lo desees. Nada tienes que agradecerme. Cuando tengas ansdiedad respira. Desvía tu atención cada vez que piensen en ello. Sustitúyelo por lo imágenes muy agradables. Tú puedes!!!
      Aquí estoy siempre que quieras.
      Fuerte abrazo!!

      Eliminar
  23. Resistiendo tanto al dolor de mi país, como a la arremetida de la ansiedad por fumar, que fuerte!!!!!
    Se que no puedo botar por la borda tanto trabajo pero parece que eché para atrás, respiro mejor,no me canso tanto al caminar, hasta a marchar por mi país he ido, resguardándome de los gases por supuesto, pero caminoooo y ahora esta desesperación otra vez,tengo miedo SARA, la mente me está poniendo trampas, vamos a ver si resisto, en nombre de Dios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No caigas! Ya llevas mucho avance. La realidad es mejor al natural, sin paliativos engañosos. Grita, llora, corre, haz lo que te ayude a liberar impotencia, coraje, dolor, lo que sea, pero no vuelvas a caer. Créeme, será mejor sin, que con. Aparte te ahorras una plata. Gástate lo que no has fumado enb algo que te encante, porque Te lo mereces, por tu esfuerzo, prémiate!!! Te caerá bien un estímulo así. Respira hondo, muchas veces, hasta que te marees, luego ríe a carcajadas. Qué pareces loca... ¿a quién le importa? jajaja!
      Gran abrazo, sí puedes, yo pude, por qué tú no? nadie es más que tu en cuanto a tu férrea voluntad y tu tienes mucha!!! Ya lo decidiste y ya te diste cuenta.
      Son las mismas pruebas que antes superabas, solo que con ese aliado, ahora solo te tienes de aliada y sa´bes? eres mejor que cualquier aliado, tenlo siempre presente, nadie puede más que tú.

      Eliminar
  24. Cónchale Sara, que no me gusta ser pesada ni estar todo el tiempo con el mismo tema a cuestas pero que basurita en el ojo esta, es que leo a otros que se sienten tan bien al dejar de fumar y me da mas rabia conmigo, ¿porqué yo no?... ahora tengo una tristeza y apatía que no me provoca hacer nada, y no quiero decirlo pero !que ganas de fumar!.......ni una aspiradita más en este tiempo pero que duro ¿cuándo pasará esto? . Gracias Sara por tanta ayuda, aunque no siempre escribo te leo y releo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llora siempre que estés triste... libera todas las emociones negativas a través del llanto, a tus ojos les hace bien, a tu ser interior también. antes echabas humo, pero también retenías muchos tóxicos.
      El haberte deshecho de un tirano es suficiente buena noticia para sentir alegría.
      Es verdad, la vida ofrece miles de retos, pruebas muy duras por afrontar, innumerables, luchamos todo el tiempo. No nacemos preparados para ello, la habilidad va surgiendo conforme nos ejercitamos.El mundo, la gente, pérdidas, en fin ... Tantos factores que nos influyen para sentir tristeza. Solo que ya tienes un enemigo menos, gracias a tu voluntad ya lo erradicaste.
      ¿Cuánto tiempo? ¡Imagínate!, fumaste muchos años. Cuesta descartar el gran significado que le diste durante todo ese tiempo. Fuiste invencible, con un cigarrillo entre los dedos, contaminándote y matándote poco a poquito.
      ¿Rabia? Por el tiempo que fumaste, por el deseo de seguir fumando, supongo. No más sentimiento de culpa. Ya lo pasado no lo pdemos cambiar, ya fue... perdónate. Tenemos que convertir la rabia en entusiasmo, en aprobación, lograste decidir y mantenerte en esa decisión todo este tiempo. No te creas de lo que los otros digan!!! No todo mundo tiene el valor de ser sincero, de aceptar que no es nada agradable al principio.
      ¿Estás caminando o haciendo algún tipo de ejercicio?
      ¿Estás haciendo respiraciones profundas? Al despertar, antes de dormir, cada vez que se te antoje fumar.
      ¿Sigues bebiendo mucha agua? Ponle una pizca de carbonato, te hace sentir asco por el tabaco y aparte equilibra el PH de tu organismo. Le han encontrado muchos atributos.
      ¿Estás comiendo suficientes frutas? Te recomiendo mucho piña, naranja. Porque te llenan de energía y con energía la apatía desaparece.
      ¿Estás comiendo, espinacas, acelgas, pepino, nopal, berros, rábano, betabel?
      ¿Cómo vas con tu peso... No estás subiendo? ejercítate. De preferencia por la mañana, para que logres energizarte. ¿Ya te has estimulado con el dinero que ya no quemas y que has ahorrado en todo este tiempo? Cómprate algo personal, producto de tu esfuerzo. Eso te estimulará mucho a seguir firme en tu decisión.
      Según veo, ya no son tanto tus síntomas físicos, sino más bien los emocionales. Cuando te acercaste a mí, eran más los físicos. Ya superaste la parte más pesada.
      Ahora es solo reforzarte continuamente, hasta que llegue el momento que olvides que fumaste. Sí es posible y estás en camino a ello. Visualízate mucho, con tus dientes blancos, con tu aliento fresco, con tu perfume con olor a perfume, disfruta tu casa sin olor desagradable. Siempre que tengas apatía y ganas de "tirarte a morir", actívate. No es que entres en obsesión por ejércitarte. ¡No! pero ocúpate, entretente en algo. Si no quieres hacer algo. Por lo menos respira y concéntrate en tu respiración, pon tu mente en blanco. Pasa el deseo de fumar y ya, continuas tu día.
      Pasara, todo lo que sientes pasará y es muy natural que lo sientas. Es atípico quien no lo haya sentido así... o más bien un gran mentiroso. Así que no te dejes embaucar en ese tipo de versiones. Lo único que nos importa es la tuya. Lo estás logrando. Busca todas las debilidades por las que recurrías a ese apoyo en el cigarrillo. Conforme encuentres una a una, ve sustituyendo cada debilidad, por una fortaleza.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  25. Gracias, muchas gracias Sara es bueno leerte porque eres como mi conciencia, me centras cuando no lo hago "bien". Dejé de tomar agua, soy como un camello, aunque se que es necesaria no la hecho de menos, pero retomaré el tema, y de ejercicios nada, todavía no he agarrado el impulso pero lo agarraré. Es que todavía estoy como ,imagínate que el otro día lo extrañaba tanto que puse esa canción de Ana Gabriel, El cigarro, como lloreeeé!!! jajajaja que loquera, menos mal que no tomo porque me hubiese emborrachado, jajajaja, me está mejorando el humor, buen síntoma. Bueno esta es la segunda situación en mi vida más difícil que he tenido que superar. tuve otra que le lleva una morena y la sobrellevé, confío en mantenerme firme y te agradezco tanto cariño y atención. Abrazo fuerte, fuerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo que la falta de agua te acarrea un sinnúmero de enfermedades -deja a los camellos con su forma de vida, no tratres de imitarlos- independientemente de lo que te sirve para tu desintoxicación. No creas que porque has dejado tres meses de fumar ya te has limpiado de lo que te fumaste. Tu buen humor, es un magnífico síntoma de que las cosas te están funcionando, ya pasaste la etapa más crítica. Solo trata de no poner a prueba todavía tu fuerza de voluntad, o sea: NO TE CONFÍES!!
      Empieza a caminar, eso te ayudará a ver el mundo en toda su magnitud, estarás en contacto con la naturaleza y a la vez te sentirás parte de ella.
      Eso de la Ana Gabriel... yo también hubiera llorado muchísimo, pues no me gusta nada su voz desgarrada, jajajaja!
      Conforme camines, ve abordando cada una de las debilidades que te llevaban a fumar, para que poco a poco empieces a superar esos detonantes. Superados los detonantes emocionales, superado estará tu ahora ex-hábito. De tal forma que te convertirás, no solo en una persona que no fuma, sino también en una mejor persona, en todos los sentidos. Haz tu plan para que planees quién quieres ser a partir de ahora, debes ser mejor.
      Ya dejaste lo más difícil... Lo demás, lo que sea, para llegar a ser, como más congruente desees ser, te resultará tan sencillo a comparación.

      ¡Me alegro muchísimo por tu éxito... esya que un éxito muy grande! y te correspondo ese abrazo con la misma fuerza, sintiéndome tan orgullosa como tú de lo que has logrado, con el esfuerzo, que solo alguien que conoce el camino que recorriste hasta hoy, te puede comprender.

      Sigue adelante y mantenme al tanto de tus avances.

      Eliminar
  26. Disculpa "me comí" una´palabra donde dice estoy como despechada..sorry

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...