Traductor :

martes, 12 de julio de 2011

Dos Meditaciones

 
Considera, alma mía, esta textura

áspera al tacto, a la que llaman vida.
Repara en tantos hilos tan sabiamente unidos
y en el color, sombrío pero noble,
firme, y donde ha esparcido su resplandor el rojo.
Piensa en la tejedora; en su paciencia
para recomenzar,
una tarea siempre inacabada.
Y odia después, si puedes.

II

Hombrecito, ¿qué quieres hacer con tu cabeza?
¿Atar al mundo, al loco, loco y furioso mundo?
¿Castrar al potro Dios?
Pero Dios rompe el freno y continúa engendrando
magníficas criaturas,
seres salvajes cuyos alaridos,
rompen esta campana de cristal. 

Rosario Castellanos

4 comentarios:

  1. Comparto lo escrito por Rosario Castellano, gracias por subirlo Sara. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Profundas palabras las que compartes en este post, para pensar.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  3. Mis letras, disculpa, que hasta ahora te contesté este mensaje... Sabes que me sentía muy abatida por los acontecimientos luctuosos. Por eso no te contesté de inmediato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Soñadora, Mucho tenemos que pensar, y que generar a partir de esos pensamientos. Hay que sanear.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...