Traductor :

miércoles, 31 de agosto de 2011

El Auténtico Rebelde

"El auténtico rebelde, es quien
a pesar de la experiencia 
no pierde la esperanza".


Me dijeron hace un par de décadas, que eran palabras de Ernesto Guevara. Sin embargo, no encontré quien me confirmara su autoría. 

Al Ché lo admiré mucho y por mucho tiempo; ahora no estoy muy segura de si lo seguiría admirando, pues existen muchas versiones de que él, en realidad, no fue como se ha promocionado. 

No pretendo discutir al respecto, porque no tengo la categoría para poder juzgar ni su trayectoria ni su imagen, me falta mucha información y bastantes elementos para hacerlo. Además amo a Cuba, y respeto bastante a Argentina y a todos los países que no son el mío, así como a sus personajes relevantes.

¡Bueno, no!, exceptuando los "Yunaites Estates", como le decimos entre "la raza", entendiéndose raza en la acepción que usamos ciertos mexicanos para decir: pueblo, gente humilde, lo que en los niveles "jaitones", de la high life, dicen gentuza o "naquerío". A mi me gusta raza. Yo tengo una especie de "yunaitesfobia".

Lo que pretendía decir antes de divagar, es que:  Me gusta la rebeldía, siempre he pensado en cualquier situación que yo veo que sí, aunque se me diga que no.... De inmediato pienso ¿Y por qué no?, lo he pensado, lo he expresado y lo he vivido. Eso trae muchas consecuencias... Unas fascinantes y otras funestas.

And then... Esas palabras me las he creído a "pie juntillas", las obsequio a los demás rebeldes que anden por allí, con la confianza medio despintada, resquebrajada, para que "no se rajen" ( No es albur, ni ofensa) No se rajen decimos entre la raza para animar, para decir: No se acobarden. Para que sigan siendo: Auténticos Rebeldes.


Esta entrada se la regalo a Nacha Rodríguez, a quien me gusta decirle Nazha, que es el ícono de la rebeldía, pues ella es la más rebelde de todas las que he conocido. 

Es sobreviviente de la masacre de Tlatelolco en el año 68, y sigue siendo la misma rebelde. Muy amiga de la Tita Avendaño, que dice Nacha que era más rebelde que ella. La Nacha todavía vive (esperemos que por muchos años más) y aunque a veces le duele algo y a veces otro algo, porque ya no es una muchachita, pero lo que más le duele es el alma, pues ella a luche y luche y grite que grite toda su vida, y el mundo no avanza.

Estuvo en la cárcel, por gritar: Justicia, libertad, igualdad... y todas esas cosas que los auténticos rebeldes gritan. En el 68 en que decidió dejar su vida acomodada y privilegiada, para unirse a la raza... hasta el día de hoy.

La amedrentaron, la amenazaron, la lastimaron, la torturtaron, la encarcelaron... Luego le ofrecieron premios, privilegios, puestos, becas y cuantiosas sumas por su conciencia y ella ha dicho: ¡No!, mi conciencia no es negociable y no tiene precio. O sea que es una auténtica y eterna rebelde, una rebelde "de a madre".

Me siento muy orgullosa de conocerla, de que me diga hermanita, porque ella es como la hermana mayor, pero de tod@s, ella fue una mártir del 68 y es un ejemplo a seguir, aunque nos quede ¡tan demasiado enorme! Con ella ningún elogio es exageración. 

Ahora, la invitan y la visitan de muchas partes del mundo, para homenajearla, para que adoctrine a jóvenes, para que narre su testimonio, para que sacuda conciencias. Se la pasa muy viajada, consentida, querida y admirada; cosechando algo de lo mucho que ha venido sembrado con su rebeldía genuina. Por consiguiente, tiene miles de amigos.

No se puede hablar de Nacha en pocas palabras, su trayectoria de vida es demasiada que merece muchos libros. Es la rebeldía personificada. Y espero que ni se entere de que estoy hablando de ella, porque es demasiado humilde, no le gusta ufanarse de su grandeza.

El 26 de julio fue su cumpleaños, sus amigos la celebraron como siempre con una gran fiesta, asistieron personajes de todas partes del mundo.


Gracias Nacha por tu lucha, fe y esperanza invencibles; por mantenerte rebelde, a pesar de todas tus experiencias. Por haber nacido en México,  por existir. Es un gran honor conocerte.

8 comentarios:

  1. Bonito homenaje anónimo el que haces a Natcha.

    Difiero contigo en una cosa, tu tienes fobia a los yiunates estates y yo los adoro!!!, jajajajajajaj

    Hace mucho que no me das el parte del humo, ¿como vas?.

    Besitos rebeldona

    ResponderEliminar
  2. Hola Sara!! Qué hermoso y tierno post!! Me encantó, un homenaje emotivo. Te felicito dulce amiga.
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  3. Yo brindo por todos los que conservan la rebeldía para enfrentarse a las injusticias y los desmanes de los poderosos. Brindo por Nacha y por Tita, y también brindo por el Che Guevara, las leyendas tienen eso, que a veces el viento las convierte en vaivenes del tiempo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Chus:

    Nacha es una mujer maravillosa, que tuve el privilegio de conocer y de que estemos en comunicación. Y tienes razón no es fobia... lo mío es una franca aversión hacia sus prácticas, hipocresía, doble moral y política exterior, entre algunas otras cosas adicionales.

    Si acaso es cierta tu adoración hacia los yunaites, sumamente respetable para mi, tu criterio y tu opinión, con lo que nunca me metería tratando de que lo cambiases. Porque te quiero y porque respeto los sentires de los demás, como me gusta que respeten los míos. La libertad de pensar y expresar esos pensamientos es fundamental... Además, lo más enriquecedor. Aunque tu jajajaja, me da una esperanza. jajaja. Pero si no, no te quita un milímetro de lo grande que eres para mi.

    Abrazos.
    No olvidemos también, que cada quien habla del baile según le haya ido en él y yo les atribuyo el 99.9% de nuestras broncas a ellos.

    Cero por ciento de humos querida, y así será en definitiva. Para las decisiones tomadas no hay consideraciones. Nadie de mis allegados cree que duraré, pero con que yo lo crea es suficiente, y lo hice por mí no por ellos. 3 meses cumplidos.

    ResponderEliminar
  5. Gabriela:

    Gracias sensible y profunda amiga escritora. En los caminos encontramos personas que en muy poquito tiempo nos brindan grandes enseñanzas, porque se brindan con su alma entera, así es la Nacha y hay que quererla, porque ella es amor incondicional.

    Y no es fácil perseverar con todas las presiones a las que ha sido sometida desde hace más de 40 años. ¿Quién lo aguanta? Poquísimos, como ella. Demasiado amor hacia el prójimo y a Dios se necesita.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Jose Vicente:

    Gracias por tus brindis y por tu admiración a esos rebeldes eternos. Unos muy famosos, unos más trascendentes, otros muy anónimos, pero que siempre nos dejan un gran legado de enseñanzas humanas.

    Yo sé que tu eres un gran rebelde. Yo brindo por ti, por ello también, porque tienes un corazón de oro y una conciencia a prueba de grandes contratiempos, que se va fortaleciendo conforme vas librando obstáculos. Brindo por tu voluntad inquebrantable y por tu profunda sensibilidad. Y te agradezco de nuevo lo que me has dado siempre desde que nos conocemos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me quedo con la frase: "Mi conciencia no es negociable". Aaayyyy!. Reconozco mi ignorancia en estos temas pero agradezco mucho tu información. Sabes que no comparto tu fobia a los EEUU, porque no me gustan los estereotipos de ninguna clase, y por tanto intento considerar a las personas como tales, como víctimas y como luchadoras en sus propios países. Pero eso ya lo sabes... Te mando muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Querida amiga Hada.

    Gracias por la magia de aparecer en este nivel del mundo de seres no alados. Si es preciosa la Nacha y con una conciencia a prueba de torturas, cárceles, o de sendos cheques y propuestas, o sea: A prueba de todo.

    Si sé que no eres anti yanqui y respeto mucho tu postura. También lo sabes. Y lo mío no es estereotipo, ni nada personal. Pero si es franco y sincera oposición a sus prácticas y políticas contra latinoamérica, dentro de su país y hacia el mundo.

    Un beso con todo mi cariño.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario y tu alegría!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...